UGEL HUANTA SE COMPROMETE CON COMUNIDADES NATIVAS DE SANKIMINKIARI, KAPASIARI Y ASHANINKA ANATO.

06 Octubre 2021 Noticias 520 Views
Con un equipo de trabajo integrado por el director de la Unidad de Gestión Educativa Local de Huanta Prof. Franklin Quispe y el especialista de Educación Intercultural y Bilingüe - EIB de Prof. Mardonio Garay; la UGEL Huanta como integrante de la Mesa Técnica de Comunidades Nativas de Huanta; asume el compromiso de apoyar a las comunidades nativas de Sankiminkiari, Kapasiari y Ashaninka Anato, ubicadas en los distritos de LLochegua y Canayre.
 
Luego de la creación del espacio intersectorial, y una serie de reuniones virtuales y coordinaciones, se cumplió con una visita de trabajo in situ a las referidas comunidades. Como sector, la UGEL Huanta brinda la prestación del servicio de educación, a nivel inicial y primario.
 
En la comunidad de Sankiminkiari ubicada en Canayre, el titular de la UGEL se comprometió a dotar dos docentes adicionales para el 2022, un docente más para el nivel primario, y la creación del nivel Inicial, para ello, la Municipalidad de Canayre deberá adecuar un ambientes que preste las condiciones.
 
Mientras que en Kapasiari se hará las coordinaciones para culminar el proceso de saneamiento físico legal de terrenos y se hará seguimiento al proyecto para nuevo local que tiene en cartera el Gobierno Regional de Ayacucho.
 
Cabe precisar que la Mesa Técnica de Comunidades Nativas lo preside la Municipalidad de Huanta, desde la Gerencia de Desarrollo Social y estuvo representado por Emilio Lapa, el Centro Loyola de Ayacucho, el Consejo Regional de Ayacucho representado por Cleofe Pineda, la dirección desconcentrada del Ministerio de Cultura de Ayacucho, la Municipalidad distrital de Llochegua representado por el regidor Luis Tineo y gerente de desarrollo social, la Municipalidad de Canayre representado por el regidor Máximo Llocclla y gerente de desarrollo social, los sectores salud, agricultura, entre otros.
 
Las demandas de las comunidades nativas son múltiples, entre ellas: la creciente presencia de colonos que invaden áreas de las comunidades nativas, la precariedad de viviendas, niveles de anemia y desnutrición, falta de conectividad para la educación, servicios básicos, carencia de locales para la producción y expendio de sus artesanías, cobertura de los programas sociales como juntos, pensión 65, bonos 350, preservación de identidad cultural, oportunidades para los jóvenes para continuar sus estudios superiores etc.
 
Sin duda retos que se pueden hacer realidad asumiendo compromisos y de manera intersectorial porque los pobladores nativos, ashaninkas y de pueblos originarios, son peruanos iguales a la mayoria, con los mismos derechos y oportunidades.